El desarrollo omnicanal y los freelance

desarrollo omnicanal

El desarrollo omnicanal o alineamiento de todos los canales de venta posible y los freelancers.

 

Desarrollo omnicanal

En las cadenas de autoservicios como Walmart desde hace años se usa el término omnicanalidad. Esto es, el alineamiento e integración de todos los canales de venta posibles: tiendas físicas, sitio web, aplicación móvil, supermercados, centros de contacto y redes sociales.

La omnicanalidad, en la esfera de la oferta y demanda de empleos, por un lado tiene que ver con la integración a escala de esta estrategia de venta en las pymes y mipymes y, por el otro, con la conformación de un equipo freelance que satisfaga estas necesidades. 

Algunas pymes orilladas por la crisis del coronavirus se están adaptando gradualmente al e-commerce, aunque aún hay un amplio segmento entre ellas  que no tiene contacto con él.

Esto lo saben las grandes compañías. Walmart, por ejemplo, en 2019 invirtió en mejoras tecnológicas y eficiencia logística para que las personas que todavía no se animaban a comprar en línea lo hicieran. En otras palabras ellos se convirtieron en el canal de compras en línea a través de kioskos en los que el cliente recibía su pedido de uno a tres días.

La omnicanalidad aporta valor a las personas físicas (individuos) o morales (equipos) que la integran a sus procesos. Se trata de implementar una infraestructura inteligente que reduzca los costos de operación, aumenten las utilidades de todos  y cree oportunidades de crecimiento. 

desarrollo omnicanal

Prevención de amenazas

Este accidente conocido como COVID-19 movió a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes a publicar una Guía de ciberseguridad para el uso de redes y dispositivos de telecomunicaciones en apoyo al teletrabajo.

Va dirigida a las instituciones, empresas e individuos que aplican estrategias de trabajo remoto y quieren evitar delitos informáticos. En ella se lee esta amonestación “los piratas informáticos son extremadamente creativos al idear formas de aprovecharse de los usuarios y la tecnología para acceder a cuentas, contraseñas, redes y datos, a menudo sirviéndose de herramientas de ingeniería social y de temas y tendencias populares para tentar a los usuarios a tener comportamientos inseguros en línea”.  

   Juan Carlos Cruz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *